Por

Por "abusos, tormentos y desinformación" exmédico del Sótero del Río será indemnizado

Por: Canal Cero | 10.06.2024
El Vigesimonoveno Juzgado Civil de Santiago condenó al Estado a indemnizar con $50 millones a Víctor Guillermo Hanna Ruz, ex subdirector médico del Hospital Sótero del Río, por los daños morales sufridos tras su detención y tortura durante la dictadura militar en Chile. Revisa más detalles aquí.

Víctor Guillermo Hanna Ruz, un subdirector médico del Hospital Sótero del Río en 1973, ha sido reconocido como víctima de crímenes de lesa humanidad y recibirá una indemnización de $50.000.000 por parte del Estado.

Este fallo se produce décadas después de su detención y tortura que siguieron al golpe de estado que derrocó al gobierno de Salvador Allende.

Según se puede apreciar en el fallo judicial, el 12 de septiembre de 1973, sólo un día después del golpe, Hanna Ruz fue detenido por funcionarios de Carabineros y llevado al Regimiento de Puente Alto.

[Te puede interesar] "Requería mucho tiempo": Corte argumenta negativa a entrega de datos por muertes del Covid

Durante los días siguientes, mientras continuaba trabajando en el hospital bajo extrema vigilancia, fue amenazado con ser fusilado si ocurrían desórdenes.

El 17 de septiembre, fue secuestrado por funcionarios de la Policía de Investigaciones mientras atendía a un paciente, y llevado junto con otros dos médicos a un improvisado centro de detención.

Allí, rodeado por alambradas y bajo la vigilancia constante de soldados, Hanna Ruz y otros detenidos sufrieron hambre y sed, y más tarde fueron confinados en un vagón de tren.

Durante su cautiverio en el Estadio Nacional, fue golpeado, sometido a torturas severas durante los interrogatorios y forzado a firmar declaraciones mientras estaba vendado.

[Te puede interesar] Bachelet ve en la transición por cambio climático una oportunidad para la igualdad de género

Estas experiencias dejaron secuelas duraderas, incluyendo crisis de pánico y un impacto profundo en su bienestar emocional y físico.

Tras su liberación, enfrentó represalias laborales y la incertidumbre lo llevó a buscar asilo con su familia en la Embajada de Italia, y más tarde en Suiza como refugiado político.

A pesar de la Ley de Amnistía en Chile, las secuelas de su exilio fueron profundas, afectando incluso a su familia.

El fallo del Vigesimonoveno Juzgado Civil, dictado por el juez Matías Franulic Gómez, reconoció el sufrimiento y las injusticias que Hanna Ruz soportó.

El juez rechazó las excepciones de reparación integral, pago y prescripción presentadas por el fisco, enfatizando que los actos sufridos por Hanna Ruz no tienen justificación y deben ser compensados.

[Te puede interesar] Daniel Jadue pide revocar su prisión preventiva: Argumenta que su madre está enferma