La meteórica carrera de Leonarda Villalobos en las grandes ligas de la corrupción

La meteórica carrera de Leonarda Villalobos en las grandes ligas de la corrupción

Por: Canal Cero | 17.11.2023
La abogada es pieza clave en el escándalo que sacude por estos días al país, tras la filtración de un audio con Daniel Sauer y Luis Hermosilla. Leonarda Villalobos, desconocida hasta ahora, pasó de trabajos esporádicos, mientras criaba sus hijos, a ser la abogada de confianza de prominentes empresarios. Esta es la historia de su meteórica y fugaz carrera.

“Hoy día para mí la Leo es familia. Nos estábamos conociendo recién. Me cobró gamba 40. Me dijo, ‘le voy a tirar gamba al Servicio para arreglar tu huevá. Son 40 para mí’. Nos estábamos conociendo y encontré que me cobró súper barato”, dice Daniel Sauer intentando relevar la importancia de su abogada, María Leonarda Villalobos Mutter.

Luego, continúa: “Mi huevá eran 3.500 palos, con mi casa embargada y giro del Servicio hecho. Y le pagué cero al Servicio. Y a la Leo le pagué 140 palos. O sea, y por lo demás creo que ya prescribió. Fue todo un éxito”, comentó entre risas.

La conversación es parte de un audio revelado por Ciper, donde se relatan pagos a funcionarios del Servicio de Impuestos Internos (SII) y la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), en una reunión realizada en la oficina de Luis Hermosilla con la abogada Leonarda Villalobos y el cliente de ambos: Daniel Sauer Adlerstein, controlador del factoring Factop y de la corredora de bolsa STF, ambas firmas acusado de operaciones irregulares.

El relato causó impacto debido a la naturalidad con que el abogado Luis Hermosilla, famoso por sus nutridas y transversales redes, habla sobre pago de cajas negras, entregas de dinero en sobres, “meter las manos” y hasta quemar una oficina de impuestos internos si fuese necesario. Matices más, matices menos, todos coincidieron en lo mismo.

“Esto es un delito”, resume Leonarda en medio de la conversación.

“Y es la única manera de hacerlo”, asiente Hermosilla.

De los tres interlocutores, María Leonarda Villalobos es la menos conocida y la principal sospechosa hasta ahora de haber filtrado el audio. Con los antecedentes que existen hoy, la pregunta más obvia no parece ser otra que esta: ¿Cómo una abogada titulada a los 49 años termina conspirando con uno de los abogados más influyentes de la plaza y un empresario acusado de montar una verdadera máquina de facturas falsas?

[caption id="attachment_880545" align="aligncenter" width="900"] Leonarda Villalobos[/caption]

“Relacionadora Pública Empresarial”

Leonarda Villalobos es la mayor de los tres hijos del matrimonio Villalobos Mutter, una familia de clase media oriunda de Valparaíso. Su padre fue jefe administrativo del SII de la V Región y su madre se dedicó a la crianza de los hijos.

Yo era la niña de la casa, fui sobreprotegida, nunca pude quedarme afuera de la casa. Tenía que salir casada de la casa. Fui la regalona de mi papá…me aportó sentido de lealtad. Era un hombre muy derecho. Yo era muy cercana a él. Era masón y salía todos los jueves con su humita, impecable. Yo decía que iba a su reunión de los búfalos mojados”, explica en los antecedentes de un juicio por divorcio del año 2012.

Villalobos estudió en el colegio La Salle de Valparaíso, con un rendimiento promedio y sin repetir cursos. Luego asegura haber ingresado a estudiar ingeniería comercial en la Universidad Católica de Valparaíso, carrera que habría abandonado para estudiar relaciones públicas empresariales en el Fachoch Schule (Instituto Profesional Alemán de Valparaíso), titulándose en el año 1993.

Mientras realizaba una práctica en Emporchi conoció a Marcos Bratti, quien se transformaría en su esposo el 24 de febrero de 1995, luego de dos años de pololeo.  Doce años más tarde y cuatro hijos en común, sería este último quien le solicitaría el divorcio tras serias desavenencias, alejamientos esporádicos y varios episodios de VIF, dando inicio a una intensa batalla judicial en tribunales.

Para entonces, Leonarda admite haber trabajado esporádicamente mientras duró su matrimonio, debido a cambios de lugares de trabajo de su marido, dedicándose a labores típicas del hogar, como el aseo y cuidado de los niños. Un desmedro económico que la habría llevado a exigir a su esposo una compensación económica de 120 millones.

No obstante lo anterior, Villalobos reconoce haber trabajado entremedio en el Banco Penta, La Polar, Universidad Santo Tomás, Banco de Chile, Seguros ING y Metlife. Trabajos intermitentes en el mundo privado que luego comenzaría a desarrollar en reparticiones públicas. Su primera incursión en este ámbito fue la Corporación Municipal de Conchalí donde se desempeñó como Directora de Abastecimiento.

Fue en el municipio encabezado entonces por Rubén Malvoa, donde habría sido denunciada por hostigamiento en el año 2009, luego que un funcionario se negara a imprimir chapitas para la campaña parlamentaria de Karla Rubilar.  En el mismo periodo comienza a realizar trabajos a honorarios en el Instituto Psiquiátrico Dr. Horwitz y el Hospital de Melipilla.

Poco tiempo después, en el primer gobierno de Sebastián Piñera, ingresa al Mineduc como “relacionadora pública empresarial”. Allí conoce a su actual marido, Luis Angulo, asesor de varias figuras de la exConcertación, y factor clave para que su carrera despegara de forma meteórica.

Habría sido Angulo, según consigna Ciper, quien le habría presentado a su amigo, Alejandro Ávila, junto a quien Villalobos se asoció para formar el estudio A&V Law Gruop, una sociedad creada el 21 de diciembre de 2022, un año después de titularse de abogada. Ahí comenzó su despegue.

“Yo confío en la Leo”

-Yo confío en la Leo, tú también confías. Porque yo confío en la Leo, confiamos el uno en el otro- dice Daniel Sauer en una parte de la grabación.

La “Leo”, como llama Sauer a Leonarda, es su abogada de confianza. Por algo ha sido gestora de intereses de STF Corredores de Bolsa y persona clave en la estrategia de vinculación con el Servicio de Impuestos Internos y la Comisión para el Mercado Financiero.

De las 16 reuniones registradas en la plataforma de Infolobby por la abogada, al menos tres las hizo en representación de la empresa de los hermanos Sauer acusada, entre otras cosas, de estafar a connotados miembros de la comunidad judía, varios de ellos exalumnos del colegio Hebreo de Santiago.

El 31 de mayo de este año, de hecho, Leonarda Villalobos y Luis Hermosilla se reunieron a las 9:15 en la CMF con el fiscal investigador Andrés Montes. Tras la cita, Hermosilla confirmó a Daniel Sauer que Montes había solicitado información sobre Factop, relato que aparece en la grabación secreta realizada en el edificio del grupo Patio.

Villalobos también ha sido gestora de intereses de Gladys González Núñez, empresaria gastronómica conocida como “La Cuca”, el Grupo Latinoamericano de Radiodifusión, Pesquera Villa Alegre, PVA Chile Spa y sociedad de transportes LGO.

Antes de trabajar con Daniel Sauer, Leonarda ya había hecho lobby el año 2019 en representación de una empresa vinculada a Munir Hazbún, Inversiones Punta del Sur, e incluso habría representado al empresario en un juicio por falsificación de firmas, instalación de micrófonos y espionaje informático en contra de su exesposa.

[caption id="attachment_880546" align="aligncenter" width="900"] Daniel Sauer[/caption]

Hazbún es dueño del Club de Golf Santa Martina y viejo conocido de la familia Sauer. El patriarca del clan, Alberto Sauer Rosenwasser, fue socio suyo en los colegios The Wessex y exdirector de la Universidad Bolivariana, entonces propiedad de la familia Hazbún y donde estudió derecho Leonarda Villalobos.

Fuentes cercanas al caso aseguran que la abogada habría sido becada en la casa de estudios y que su padre era conocido de Munir Hazbún. Ambas cosas negadas por este último, tras ser consultado por El Desconcierto. “Nunca conocí al padre de la señora Villalobos”, afirmó.

Old School

Osvaldo Jesús Villalobos Castro trabajó casi 50 años en el Servicio de Impuestos Internos en Valparaíso, hasta que la resolución de un sumario administrativo realizado por la Contraloría el año 2013 determinó aplicar una medida disciplinaria de destitución en su contra.

Según datos recogidos del dictamen de Contraloría, Osvaldo Villalobos habría sido sancionado tras su participación en “el extravío del original y una copia de un expediente del Tribunal Tributario de la Dirección Regional de Valparaíso del Servicio de Impuestos Internos”.

Este hecho, aunque alejado en el tiempo, ratifica las polémicas medidas que el mismo Hermosilla reconoce llevaría a cabo con un funcionario al interior del SII para obtener información privilegiada.

“Yo quiero apretarlo…Quiero que, si me puede bloquear los computadores, si me puede quemar una oficina de impuestos internos…Quiero lo más. Por eso es que quiero hacer una pregunta abierta, quiero decirle al compadre, ¿qué más podí hacer? Lo quiero tentar”, se escucha en la grabación.

Sobre los dichos de Hermosilla, el exministro de Justicia Isidro Solís aseguró que este tipo de prácticas eran parte de una modalidad “old school”, utilizada en la época que ambos abogados comenzaron a ejercer. “Eran bastante corrientes, pero nos hemos esforzado durante treinta y tantos años en cambiar el sistema”.

Para Carlos Insunza, dirigente de la Anef y expresidente de la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Impuestos Internos, estas prácticas son comunes en el organismo fiscalizador y hablan de lo que Hermosilla reconoce sin tapujos como pagos ajustados a “precios de mercado”.

“En Chile hay una industria de la elusión tributaria, que en muchos casos opera por la vía de abusar de la normativa y, en otros casos se instala a partir de lógicas de lobby y de corrupción para resolver problemas tributarios. Basta revisar transparencia para encontrar nombres que se repiten con distintas empresas o grupos. Es un círculo cerrado que actúa, incluso, reclutando gente desde el servicio”.

Insunza asegura que se trata de una estrategia extendida que funciona a través de equipos técnicos de facilitadores, donde operan exfiscalizadores y exabogados del organismo que “tienen vínculos al interior de la institución, mantienen relaciones con funcionarios vigentes y que, efectivamente, ese es el conocimiento que ofertan a sus clientes”.

De ahí que, agrega, no considera extraño que Leonarda Villalobos haya requerido de los conocidos de su padre “para armarse relaciones en distintos espacios”. “El Servicio es una institución en que la gente que lleva muchos años se conoce. Nuestros hijos van todos los años a la fiesta de bienestar y van creciendo. Por eso creo que ella se apoyó en los vínculos de su padre, pero desconozco si esa relación directa haya determinado lo que haya hecho después”.

[Te puede interesar] Golpe al corazón de Sanhattan: Las aristas que se abren tras el Caso Audios de Hermosilla

[Te puede interesar] Caso Coimas: Carabineros allanó oficinas del SII por caso de audio filtrado