Dominga: Trabajadores de Conaf acusan que la Seremi ignoró las recomendaciones del organismo al votar a favor del proyecto

Dominga: Trabajadores de Conaf acusan que la Seremi ignoró las recomendaciones del organismo al votar a favor del proyecto

Por: Canal Cero | 12.08.2021
“Consideramos oportuno y pertinente aclarar a la opinión pública, que al igual que en el caso del proyecto Central Barrancones, los profesionales que laboramos en Conaf, Región de Coquimbo, fieles al mandato institucional de protección y resguardo del Patrimonio Ambiental de la Región, NUNCA nos hemos manifestado a favor de este proyecto, puesto que los antecedentes presentados NO permiten asegurar su sustentabilidad ambiental”, expresaron los trabajadores.

Un grupo de trabajadores de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) de Coquimbo se manifestó en contra de la aprobación del polémico Proyecto Dominga, acusando que la Seremi de Agricultura, al votar a favor de este, ignoró sus “graves falencias” relevadas por los funcionarios.

Cabe recordar que este miércoles, en una decisión que ha causado gran rechazo, la Comisión ambiental de la Región de Coquimbo (Coeva), aprobó la realización del proyecto minero Dominga casi por unanimidad, esto es con 11 votos a favor y uno en contra.

La determinación, sujeta al pronunciamiento de la Corte Suprema, que deberá resolver los recursos pendientes en contra de la ejecución de las obras, se tradujo en un manifiesto malestar, expresado en una condena transversal a esta postura que otorgaría carta blanca a la iniciativa.

Y es a raíz de este malestar que desde la Conaf de Coquimbo consideraron pertinente desmarcarse de esta polémica decisión, asegurando que nunca se han “manifestado a favor de este proyecto, puesto que los antecedentes presentados no permiten asegurar su sustentabilidad ambiental”.

En ese sentido, se refirieron a los argumentos técnicos que presentó el Seremi de Agricultura para fundamentar su voto favorable a Dominga, indicando que “dichos argumentos jamás estuvieron avalados por el cuerpo de profesionales de la institución”.

Los 13 trabajadores de Conaf Coquimbo que suscribieron al escrito, señalaron que ellos “en todo momento hicieron ver las graves falencias detectadas en el Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto Dominga”, las cuales fueron plasmadas “en sendas comunicaciones internas y en todos los pronunciamientos institucionales disponibles en la carpeta digital de evaluación del Proyecto”.

[Te puede interesar]: Andes Iron justifica aprobación de proyecto Dominga al decir que sin ellos, el pingüino de Humboldt desaparecerá

Así, consideraron que la decisión de la Seremi de “aprobar el proyecto condicionándolo” a medidas no evaluadas dentro del proceso, a objeto de “otorgarle sustentabilidad ambiental”, implica que la autoridad reconoce que Domina “no es precisamente ambientalmente sustentable y, por el contrario, impacta irreversiblemente la viabilidad de las especies y ecosistemas en régimen de conservación ya que además, ninguna de las medidas condicionantes propuestas, son equivalentes a la pérdida de diversidad biológica de la zona”.

“Consideramos oportuno y pertinente aclarar a la opinión pública, que al igual que en el caso del proyecto Central Barrancones, los profesionales que laboramos en Conaf, Región de Coquimbo, fieles al mandato institucional de protección y resguardo del Patrimonio Ambiental de la Región, NUNCA nos hemos manifestado a favor de este proyecto, puesto que los antecedentes presentados NO permiten asegurar su sustentabilidad ambiental”, agregaron.

Esto, ya que “su ejecución, atenta contra la subsistencia de uno de los ecosistemas más diversos del mundo, como lo es el sistema integrado Reserva Nacional Pingüino de Humboldt – Reserva Marina Isla Choros Damas, que alberga al 80% de la población mundial de Pingüinos de Humboldt, al 90% de la población mundial de Yuncos, además de otras especies, como ballenas, delfines, chungungos y aves costeras, así como formaciones vegetales relevantes como bosques nativos de preservación y el hábitat de cactáceas endémicas en peligro de extinción crítico”.